Y sin apenas complicaciones. Es posible darle un aire nuevo a tu oasis exterior sin complicarte demasiado. ¡Estás a tiempo de lucir este verano una nueva terraza o jardín!

Un nuevo suelo sin levantar polvo

Puede que estés buscando actualizar  con ideas low cost o simplemente con soluciones que cambien su imagen pero que no impliquen demasiado jaleo de obra. Quieres algo rápido para que esté listo y poder disfrutar este verano. ¡Deseo concedido! Es posible reformar la terraza sin obras. ¿Qué tal si empezamos por el suelo? Sí, como lo lees, y sin levantar apenas polvo.

¿Cuál es la opción? Te damos dos ideas según prefieras:

– Suelo de composite:

 Es un pavimento de resina (aunque en su composición también lleva fibras de madera) que imita la madera, pero con toda la resistencia de un suelo “plástico”. No necesita mantenimiento y es muy resistente a las altas temperaturas y otras condiciones exteriores. Lo mejor es que se coloca sobre el suelo que tengas (siempre que esté firme, es decir, que lo mejor es instalarlo sobre una baldosa) y en un día tendrás suelo nuevo en la terraza. La mayoría de modelos se presenta en formato lama y tienes acabados tono madera lisos o rayados y otros en color.

– Suelos de madera exótica de exterior:

Es más recomendable colocar un suelo de este tipo en terrazas que estén cubiertas porque el suelo aguantará bien durante más tiempo. La madera siempre necesita tratamiento por lo que cada cierto tiempo (en función de la incidencia de la luz del sol y la lluvia que tenga) tendrás que pasar una lija fina y aplicar aceite especial. Son cálidos, también se instalan sobre el suelo existente y los hay en formato baldosa o lama.

– Suelos de cerámica:

 ¿Sabes que hay modelos cerámicos que se denomina “en seco” que se colocan sobre el suelo que tengas? Se trata de baldosas que incorporan un sistema de instalación en machihembrado. Así las piezas encajan sin tener que aplicar relleno de juntas. La superficie sobre la que se instala ha de estar bien nivelada y sin irregularidades.